¿Qué es el Gerente de Construcción en Riesgo (CMAR)?

En el método tradicional de entrega de proyectos de diseño, oferta y construcción (DBB), el propietario del proyecto comienza contratando a un arquitecto para finalizar el diseño y luego invita a los contratistas a ofertar para supervisar la construcción real. Si el proyecto supera el presupuesto, no hay nada que el propietario pueda hacer más que traer recursos adicionales o poner el proyecto en un segundo plano.

Un modo de entrega más reciente, propietario del proyecto en riesgo (CMAR), aborda este desafío mediante la introducción de un tope llamado precio máximo garantizado (GMP). Los excesos más allá de este límite están fuera de la responsabilidad del propietario del proyecto, excepto Cambiar ordenes.

Este artículo explica el método de entrega CMAR con más detalle.

Esto es lo que cubriremos:


¿Qué es CMAR?
¿En qué se diferencia CMAR?
¿Cuándo elegir CMAR?
¿Cuándo se debe evitar CMAR?
Conclusión y próximos pasos

¿Qué es CMAR?

CMAR es un método de entrega de proyectos en el que el propietario de un proyecto contrata a un contratista general (individual/empresa) para ofrecer consultas sobre la viabilidad y la capacidad de construcción de un proyecto. A menudo, el propietario emplea al mismo contratista general para completar la construcción real.

En este método, el contratista general asume dos funciones. En primer lugar, actúan como consultores, ofrecen asesoramiento al propietario y trabajan con el arquitecto para crear un diseño que se alinee con el presupuesto y el cronograma del propietario. En segundo lugar, actúan como contratistas legales, asumiendo el riesgo de reunir un equipo de subcontratistas para completar el proyecto de acuerdo con el contrato GMP.

Cualquier exceso de presupuesto que no esté aprobado en las órdenes de cambio vencidas es responsabilidad del contratista.

¿En qué se diferencia CMAR?

CMAR es una alternativa relativamente nueva al método de entrega de proyectos DBB más tradicional y popular. Con CMAR, los propietarios de proyectos pueden evitar los conflictos típicos del método DBB, como que el contratista cree una estimación de costos muy por encima del presupuesto o que señale fallas de diseño al final del ciclo de vida del proyecto.

Diseño-Oferta-Construcción CMAR
¿Cuándo se contrata al contratista? El contratista es contratado solo después de que el arquitecto haya completado el diseño. El contratista es contratado antes, o aproximadamente al mismo tiempo, que el arquitecto comienza a desarrollar el diseño del proyecto.
¿Cómo se selecciona al contratista? El contratista es contratado principalmente sobre la base de la estimación para la realización del proyecto. El contratista es seleccionado en base a sus calificaciones y experiencia.
¿Cuál es el papel del empresario? El contratista solo es responsable de las actividades de construcción reales. El contratista ofrece información sobre el costo, el tiempo y la capacidad de construcción del diseño y, al mismo tiempo, es responsable de la construcción real.


¿Cuándo elegir CMAR?

Aquí hay algunos escenarios probables cuando este método es adecuado:

  • Experiencia/pericia inadecuada en la industria: Es posible que los propietarios de edificios no siempre tengan la experiencia/pericia en la «ciencia del diseño» para trabajar de manera efectiva con el arquitecto y elaborar un plan de construcción bien planificado. En tales casos, contratar una empresa constructora que ofrezca CMAR tiene sentido, ya que cuentan con un equipo de contratistas generales calificados que son expertos en comprender los planos de construcción, las especificaciones de diseño y sus interpretaciones en el mundo real.
  • Financiación externa: En algunos escenarios, los propietarios de proyectos pueden adquirir fondos de grupos de financiación que tienen control total sobre el presupuesto. El método CMAR funciona en este caso porque permite que la autoridad contratante presente un costo inicial del proyecto (GMP) a los financistas.

¿Cuándo se debe evitar CMAR?

CMAR no es adecuado para todo tipo de proyectos y escenarios. Aquí hay algunos casos en los que es mejor evitar este método:

  • Desafíos colaborativos: A diferencia de DBB, CMAR requiere una estrecha colaboración entre el propietario, el arquitecto y el contratista en la etapa de conceptualización del diseño. Sin embargo, los propietarios de proyectos pequeños pueden no tener el tiempo o el personal adecuado para asumir las responsabilidades administrativas adicionales que requiere una colaboración tan estrecha.
  • Restricciones jurídicas: Si el proyecto es financiado con fondos públicos, la ley puede exigir al propietario del proyecto que adjudique el proyecto al postor «responsable» más bajo. En tales casos, el método CMAR no funciona porque el contratista se selecciona en función de sus calificaciones y experiencia y no en función del monto de su oferta.

Conclusión y próximos pasos

Usted se ahorra costosas sorpresas al contratar a un contratista al principio del proceso para obtener una estimación de costos del proyecto inmediata y por adelantado.

Sin embargo, el método CMAR requiere una colaboración constante entre las tres partes: propietario, contratista y arquitecto. Como propietario de un proyecto, puede utilizar software de gestión del sitio que viene con funciones de colaboración integradas, como paneles de tareas compartidas y uso compartido de archivos.

Podemos ayudarlo a encontrar el software adecuado. Sólo programe una consulta gratuita y sin compromiso con nuestros expertos en software de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.